15 de mayo: día de festejo para unos y de protesta para otros

No todo será festejo este 15 de mayo, Día Internacional del Maestro, a pesar de que las instituciones acostumbran otorgar reconocimientos y otro tipo de incentivos, para celebrar a quienes llevan en sus manos, una de las labores más importantes para el desarrollo y bienestar de cualquier nación.

A 100 años de implementado este festejo, una parte de los docentes se encuentra a disgusto y en ocasiones en franco enfrentamiento con las autoridades del sector.

En , la Reforma implementada en el 2013 por el gobierno de Enrique Peña Nieto, despertó las antipatías principalmente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y recibió el apoyo de agrupaciones como Mexicanos Primero.

Es así como hasta la fecha, se mantienen las posturas entre quienes consideran que solo se trató de un instrumento para reprimir laboralmente a los trabajadores y quienes aseguran que fue un avance importante contra la opacidad y la forma en que se otorgaban los espacios en el sector educativo público.

Sin embargo, hay que decir que a la CNTE se han ido sumando otras expresiones magisteriales así como investigadores del tema, incluso, algunas fracciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (), quienes en un primer momento se habían apegado a lo dispuesto por el Gobierno Federal y los partidos políticos que conformaron el Pacto por México.

El panorama electoral 2018, no está lejano a la preocupación por el tema educativo y en especial en lo referente a la polémica Reforma Educativa.

El candidato por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, desde un principio aseguró con distintas palabras que la cancelaría, mientras que Ricardo Anaya Cortés del Frente Por México y José Antonio Meade de la coalición Todos por México, con ciertas diferencias, pero mantienen la idea de que debe dársele continuidad.

Así entonces, mientras que la parte oficial de la educación en nuestro país tendrá festejos celebraciones y discursos, en las calles de algunos Estados, entre los que se encuentra , el magisterio disidente habrá de reiterar su repudio a un gobierno frente al que no dejaron de tener enfrentamientos y visiones distintas sobre cómo salir adelante tomando en cuenta la realidad que se vive.

Es de agregar que la CNTE, viene exigiendo desde hace dos años que se restablezca la mesa de diálogo nacional, sin embargo hasta la fecha el gobierno de Peña Nieto no ha brindado una respuesta.

Siendo así, existe la amplia posibilidad de que a finales de mayo o durante la primer quincena de junio estalle una huelga indefinida que seguramente cerrará tal como iniciaron las relaciones entre el magisterio disidente y el actual mandatario nacional: enfrentadas.