En 30 comunidades Indígenas de Michoacán podría no llevarse proceso electoral

Algunas comunidades indígenas en vienen manifestando desde hace tiempo su rechazo a los procesos electorales en general y en particular a los del presente año.

Los motivos para ello básicamente son dos: la desilusión del sistema político en general y la falta de oportunidades para que puedan ser votados integrantes de los territorios en conflicto y verse así verdaderamente representados.

De tal modo lo ha dejado saber el Consejo Indígena Supremo de Michoacán en el que se encuentran 30 comunidades agrupadas que reclaman lo anterior.

Es por eso que no permitirán la instalación de casillas ni actos previos de proselitismo en sus regiones.

Lo anterior como una decisión de las Asambleas Generales de las comunidades y por acuerdo de las autoridades civiles, comunales y tradicionales que conforman el Consejo Supremo.

En en el año 2004, las comunidades de Nurío, Quinceo, Urapicho y Cherán Atzicurín no permitieron la instalación de casillas electorales.

En el 2011 en Cherán, derivado de un proceso de la defensa de sus bosques, también decidió no admitir la colocación de casillas y elegir a sus autoridades por usos y costumbres.

En el pasado proceso electoral del 2015 y por las mismas causas que expusieron para este proceso electoral, Pichátaro, San Felipe de los Herreros, Urapicho, Cherato, Cheratillo, Oruscato y 18 de Marzo, no permitieron tampoco instalar casillas electorales.

En Michoacán se renovarán en el ámbito local 112 alcaldías y el Congreso del Estado; en lo federal habrá elecciones para diputados federales, senadores y presidente de la República.

Por su lado, este lunes el Instituto Nacional Electoral (INE) Michoacán por voz del vocal ejecutivo David Alejandro Delgado Arroyo dio a conocer que únicamente las comunidades de Cherán y Arantepacua habían realizado los trámites necesarios para elegir a sus representantes mediante usos y costumbres.

A la vez, ponderó el diálogo como la vía de solución a las inconformidades, puntualizando que muchas otras regiones y personas del sector indígena estaban de acuerdo en permitir las elecciones por lo que también a ellos habría que garantizarles sus derechos.

Compartir