Abren en Tlalpujahua santuario de luciérnagas

17 de julio a las 04:20 2,016

Tlalpujahua, Michoacán

Por muchos años, los destellos de la luciérnaga han vestido los campos de dos ejidos del municipio de Tlalpujahua, Michoacán. El compartir con la humanidad ese bello espectáculo de la naturaleza llevó a los pobladores a abrir esas zonas de avistamiento al público apenas este año.

Tlalpujahua es un Pueblo Mágico que se ha distinguido por su arquitectura y por ser también el primer lugar del país en la elaboración artesanal de la esfera navideña.

A sus alrededores, los campos de esa parte de la sierra —ubicada en los límites de Michoacán y el Estado de México—, ahora son un atractivo más para los visitantes.

En 2018, la comunidad de El Llanito abrió informalmente los caminos de sus cultivos al público para el primer avistamiento de luciérnagas. Ahora, el Ejido San Joaquín abrió por primera vez en su historia de 88 años, uno de sus senderos para la apreciación natural de la luciérnaga.

Este sitio estará abierto hasta finales de agosto, que es cuando acaba la temporada de lluvias y termina la época del apareamiento.

Las visitas. Abad Hernández Díaz, comisariado ejidal de San Joaquín, recordó que en 1977 llegó el servicio de electricidad a esa comunidad y hasta antes de ese año, la única luz que apreciaban los habitantes era la de la luciérnaga, la cual adornaba esos campos de maíz y avena.

Hernández Díaz reconoció que le alegra que más gente conozca este espectáculo natural y relató que para eso fue necesario que organizarse y trabajar para hacer realidad este proyecto turístico, planeado desde 2012.

Explicó que para atender a los visitantes han formado comisiones de 10 personas, entre las que destacan las de cuidado y limpieza de las áreas, así como jóvenes guías.

El área de avistamiento está abierta diariamente para personas de cualquier edad y está ubicada a tan sólo 13 kilómetros de la cabecera municipal de Tlalpujahua.

Abad Hernández encabeza parte de esa organización que celosamente cuida sus áreas naturales para hacer inigualable la experiencia del recorrido de 1.2 kilómetros.

“Las luces del escarabajo iluminan los campos de avena, de pasto y de maíz, pero más los ojos de los visitantes que se dan cita para ver ese ritual de cortejo y apareamiento”, describió Hernández.

Los recorridos inician a las 19:00 horas y conforme cae la noche, los deslumbrantes cuerpos de las luciérnagas hacen su aparición.

La titular de la Secretaría de Turismo en la entidad, Claudia Chávez López, afirmó que para este año prevén que aumente la llegada de vacacionistas a este municipio, por la ampliación de su oferta turística.

La funcionaria explicó que los santuarios de las luciérnagas son extensiones de terreno boscoso, que tienen buenas condiciones de salud ambiental. Estos sitios, expuso, son limitados de espacio y las luciérnagas están en el suelo y aire en constante movimiento.

Radar de cuerpos de agua. La especialista Natalia López Ocaña, licenciada en Ciencias Ambientales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y originaria de Tlalpujahua realizó su tesis sobre este peculiar insecto con el título Luciérnagas en la actualidad, a fin de contribuir a su conservación.

López Ocaña explicó que la luciérnaga se desarrolla en ambientes húmedos, cerca de cuerpos de agua sanos y que cada especie brilla y vuela en una sola temporada específica.

Detalló que estos insectos forman parte de la cadena trófica de su hábitat, puesto que son depredadores importantes de otros bichos.

La especialista relató que su interés por trabajar con el tema de las luciérnagas surgió por querer conocer más de este insecto, conocer su importancia cultural, ecológica, biológica y científica.

“Encontré que las luciérnagas pueden ser utilizadas como bioindicador de buena salud de los cuerpos de agua y que su importancia cultural está marcada desde las épocas prehispánicas en México”, afirmó.

Recordó que poco antes de presentar su trabajo terminado en la UNAM se enteró que en Tlalpujahua, lugar de donde es originaria, este año abrirían los centros de avistamiento de luciérnagas y tuvo acercamiento con los organizadores.

La especialista indicó que ofreció a los ejidatarios asesorarlos para identificar las especies que hay en esa zona de Tlalpujahua y poder contribuir en el proyecto a fin de preservar mejor la especie y la conservación del hábitat.

fuente: El Universal