Cierra agencia automotriz en Chilpancingo; en un mes no se vendió un solo vehículo

CHILPANCINGO, Gro..- El clima de inseguridad y violencia provocó el cierre de la agencia de la empresa trasnacional Ford en esta capital, así como un número indeterminado de trabajadores despedidos y el incumplimiento de ventas del sector automotriz en la entidad.

Este hecho se suma al cierre de las dos plantas de la empresa Coca Cola en la región de Tierra Caliente y el colapso económico en el puerto de Acapulco, donde al menos tres mil pequeños negocios han cerrado por la extorsión, como lo denunció públicamente la diputada local de Morena, Mariana Guillén.

Al respecto, el empresario Mariano Gutiérrez Otero dijo que el robo de vehículo en Guerrero se ha convertido en “un dolor de cabeza” para el sector automotriz.

Consideró que la inseguridad y las elecciones son los principales factores que detuvieron el cumplimiento de las metas en ventas anuales.

“La inseguridad nos ha pegado y el que haya sido año de elecciones, porque si nos vamos a las estadísticas, las ventas de vehículos bajan e inclusive, nuestros principales compradores, como son el gobierno federal y los estados, dejan de comprar durante estas temporadas”, expresó Gutiérrez Otero.

Esta situación provocó que el pasado viernes 26 haya cerrado la agencia de la empresa Ford, ubicada al norte de esta capital, donde un número indeterminado de trabajadores fueron liquidados.

Trabajadores que pidieron el anonimato informaron que esta sucursal de la trasnacional, que llevaba varios años en Chilpancingo, “no vendió un solo auto en un mes”, situación que provocó el despido de empleados y el cierre de la agencia automotriz, entre agentes de ventas, mecánicos y personal ejecutivo, y administrativo.

En contraste, este día el gobierno del estado difundió boletines en medios de comunicación donde afirma que Guerrero es el tercer estado con mayor incremento económico en el país, sin mencionar el cierre de empresas y pequeños negocios, ni el número de trabajadores que han quedado en el desempleo.

Fuente: Proceso