Congreso busca acabar con cuotas y cuates

5 de febrero a las 12:20 1,440

La Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias de la Cámara de Diputados tiene listo el predictamen para expedir una nueva ley del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, con la que se busca una reingeniería en el Poder Legislativo y acabar con el otorgamiento de “cuotas” y “chambas” para los diputados, así como para los grupos parlamentarios que dominan en el Congreso de la Unión.

De manera paralela buscan regular los salarios de los funcionarios administrativos para que nadie gane más que el Presidente de la República o los legisladores de ambas Cámaras.

Sin embargo, los grupos parlamentarios mantendrán asignadas partidas millonarias que corresponden a las subvenciones ordinarias y extraordinarias, “la Junta de Coordinación Política dispondrá de una subvención mensual para cada uno de ellos, integrada por una suma fija de carácter general y otra variable, en función del número de diputados”, describe el predictamen.

En el documento, del cual EL UNIVERSAL posee una copia, se detalla que la estructura administrativa en ambas Cámaras creció de manera exponencial en los últimos 15 años, producto de la negociación política, por encima de la profesionalización y racionalidad técnica administrativa.

Puedes leer: México se fortalece con acuerdos: Manuel Velasco

“Lo anterior se tradujo en el nombramiento de mandos medios y superiores por cuotas políticas, poca eficiencia en el trabajo administrativo y parlamentario, así como poco control sobre el uso y destino de los recursos. Si bien esta Legislatura ha implementado diversos cambios para reducir la estructura y aprovechar el capital humano que labora en el Congreso, es preciso que la ley fundamental del Poder Legislativo refleje estos cambios”, describe la justificación de la ley.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el presidente de dicha comisión, Jorge Luis Preciado, explicó que lo que se busca con este nuevo ordenamiento, que será votado este miércoles en su órgano legislativo, es separar la parte administrativa de lo legislativo: que los diputados se dediquen a funciones parlamentarias y los burócratas hagan lo propio en su campo.

Explicó que se está haciendo esta separación porque una función es pagar nóminas, proveedores y darle mantenimiento a la Cámara, y otra cosa es hacer leyes, decretos y puntos de acuerdo. El legislador señaló que actualmente la Cámara de Diputados tiene una figura, la Secretaría General, que controla las dos áreas, cuando deberían ser absolutamente separadas.

“Estamos buscando que lo administrativo no influya en lo parlamentario y viceversa, que el personal administrativo sea de carrera y que se mantengan en la Cámara independientemente de los diputados que lleguen, que sea un área profesional, que se acabe con las cuotas y que haya un servicio de carrera”, describió el panista.

Explicó que más que engrosar o adelgazar la estructura administrativa del Congreso, “lo que se debe hacer es hacerlas funcionales y que estén las áreas y cargos que realmente se necesiten en las Cámaras, pueden ser más o menos, pero el tema es de función, no es de dar o quitar chambas, es decir, cómo puede funcionar bien la Cámara sin necesidad de tener un gasto excesivo y regular los sueldos, porque hay funcionarios que ganan más que los diputados.

“Hay una gran oportunidad de ajustar al Congreso para que realmente funcione como tal y que todos nos sujetemos a reglas de trabajo, de ética y de una buena reorganización administrativa, yo le llamaría reingeniería administrativa. O sea, nuestra chamba como diputados no es venir a dar chambas, ni a generar empleos en la Cámara, es venir de nuestros estados a generar leyes que le sirvan al país”, agregó.

Te puedde interesar: Con apertura del periodo ordinario también comienza la guerra política

Agregados

También se establece que el Titular del Ejecutivo tendrá que acudir a la Cámara de Diputados a entregar su Informe de Gobierno; sin embargo, el artículo 69 de la Constitución ampara al Presidente de la República a que solamente lo envíe por escrito.

Además, se mantiene la posibilidad en la Cámara de Diputados de que un solo grupo parlamentario presida la Junta de Coordinación Política por los tres años de una Legislatura, al tener la mayoría absoluta.

A pesar de que Morena quería reformar la ley para quedarse en la presidencia de la Cámara de Diputados por más de un año, se establece que ésta será rotatoria entre los tres principales grupos parlamentarios.

Asimismo, se regulan las disposiciones de la Comisión Permanente, tomando en cuenta el texto vigente de la Constitución, en cuanto a la ratificación de los nombramientos de funcionarios que hace el Presidente y respecto a la competencia de este órgano para convocar a periodo extraordinario a las Cámaras con el fin de instalar el Colegio Electoral en caso de la ausencia total del Presidente de la República.

Preciado informó que el grupo parlamentario de Morena ha planteado la posibilidad de que las tomas de tribunas sean sancionadas, o que el interrumpir a un orador ameritaría un castigo.

“Yo no creería que prospere, porque es parte de los derechos de las minorías, y cuando no están de acuerdo en algo tienen el derecho a protestar, pues es lo más lógico en todos los parlamentos del mundo, andan de piel muy sensible, y eso es lo que vamos a discutir mañana [hoy]”, dijo.

También se regula el proceso de recepción, discusión y votación de la Iniciativa Preferente que puede presentar el Presidente de la República, especificando que este tipo de propuestas conservarán su carácter prioritario durante todo el proceso legislativo previsto en el artículo 72 de la Constitución.

También lee: Alistan debate sobre eliminación de fuero y reducción a partidos

Se agiliza la creación de las comisiones, al inicio de la Legislatura, para el caso de las que sean competentes de dictaminar estas iniciativas, porque deberán quedar integradas casi de manera inmediata.

Centros de estudio

En este proyecto de ley, desagregado en ocho capítulos y que tiene su origen en 54 iniciativas, se detalla que uno de los cambios más importantes en la Cámara de Diputados sería la compactación de los centros de estudio, que ahora se llamará el Instituto de Estudios Parlamentarios y, de manera paralela, el llamado Centro de Estudios de las Finanzas Públicas se convertirá en Instituto de Estudios de la Hacienda Pública.

“En el Instituto de Estudios Parlamentarios habrá igualdad entre hombres y mujeres, porque las políticas y recursos del actual Centro de Estudios para el logro de la Igualdad de Género formarán parte de este nuevo organismo, a fin de garantizar la transversalidad del tema, en las investigaciones, estudios, análisis, formación y capacitación que desarrolle.

Con su creación se busca optimizar los recursos, pero también realizar una reorganización que permita fortalecer y profesionalizar la investigación, unificar la política de estudio, análisis y emisión de opiniones que emiten a las comisiones, las cuales producen los proyectos de reformas o nuevas leyes”, indica.

En ambos se promoverá nuevamente la instauración del Servicio Civil de Carrera, pues debido a diversas consideraciones, sobre todo de orden político, no pudo prosperar aunque fue creado desde 1999 y en los últimos 20 años, no avanzó.

“Traemos cuatro centros de estudio y nacieron como cuotas, a un partido le daban el de Estudios Parlamentarios, a otro el de finanzas y queremos hacer un modelo muy parecido al del Senado, en donde los centros de estudio convergen en una fundación como es la Belisario Domínguez”, explicó Jorge Luis Preciado.

El legislador panista adelantó que hay 80% de consenso, pues se ha ido integrando lo que han planteado la mayor parte de los grupos, “traemos ahí algunas pequeñas diferencias que hemos tratado de solventar en todo el año, pero como ya no pudimos, lo que vamos a hacer es sentarnos, debatirlas y escuchar las posiciones de uno y otro, votarlo y finalmente que se imponga quien tenga la mayoría”, declaró Preciado.

fuente: El Universal