Congreso de Nuevo León prohíbe uso de animales de tiro y carga en zonas urbanas

9 de octubre a las 04:20 1,890

Monterrey, NL.- El Congreso de Nuevo León aprobó por unanimidad, reformas a la Ley de Protección y Bienestar Animal, donde incluyó la prohibición sobre el manejo de animales de trabajo en actividades de carga y tiro en las áreas urbanas, con lo que serían afectados cientos de “carretoneros”, que se dedican al acarreo de basura y escombro en colonias populares.

En la reforma no se prohibieron peleas de gallos ni corridas de toros, como habían demandado agrupaciones animalistas, prácticas que cuentan con numerosos seguidores y arraigo en las tradiciones populares.

Las modificaciones, señalaron los legisladores locales, pretenden reforzar la denuncia contra el maltrato y crueldad animal, además de precisar cuestiones como la reparación del daño y la aplicación de sanciones a quienes violen la mencionada ley.

La diputada panista, Claudia Caballero Chávez, a nombre de la Comisión de Medio Ambiente, señaló que los integrantes del citado grupo de trabajo legislativo coinciden con quienes han promovido diversas iniciativas, para modificar la legislación vigente, para incidir en un cambio social “que nos permita como legisladores generar en los nuevoleoneses una conciencia en torno al cuidado y respeto hacia el ser vivo y establecerle obligaciones legalmente exigibles”.

Las reformas incluyen la creación de un Consejo Ciudadano de Protección y Bienestar Animal, así como un Fideicomiso Mixto de Protección y Bienestar Animal. Además amplía las medias de protección de los animales al considerarlos seres sintientes y con dignidad.

Entre los puntos que contemplan las reformas aprobadas, destaca la prohibición para el manejo de animales de trabajo en actividades de carga y tiro en las áreas urbanas; y se propone regular la experimentación y las prácticas profesionales con animales.

Asimismo, se aprobó la inclusión de los conceptos de protección, bienestar integral y sostenible; la prohibición de actos de maltrato y crueldad contra los animales, se fortalece la cultura de la denuncia pública.

Además, se estableció que debe procurarse la justicia para los animales y salvaguardar los derechos de los denunciantes; se establece las actividades sobre las cuales se regularán las condiciones de desarrollo, protección y bienestar integral y sostenible de los animales.

fuente: El Universal