Disputarán 3,200 lugares en elecciones 2018 por la presidencia, gubernaturas, municipios y escaños legislativos

Maquiavelo y el gatopardismo parecen ser las formas de pensamiento que guían el actuar de los principales implicados en la contienda electoral 2018.

Así lo han considerado diversos analistas del país, quienes apuntan hacia todos los partidos políticos en todas las elecciones que se pondrán en juego.

En términos generales de esa forma pinta el panorama que no por ello dejar de tener aspectos particulares a notar.

La obtención del poder a toda costa parece marcar tiempo y modo de todos los candidatos, a quienes no les ha temblado la mano para realizar uniones contra natura, si se piensa en los postulados de sus ideologías que de pronto han pasado a ser o parecer presuntas.

Tampoco para deshacer dichas uniones en cuanto el canto de los intereses les pone nueva brújula como puede verse en casos como los de , en las alcaldías de Uruapan y .

Este año se renovará la presidencia de la república, gobiernos de nueve entidades y ayuntamientos además de la legislatura nacional de manera completa, sumando un total de tres mil 200 posiciones, lo que viene sin duda a poner complejidad en una contienda que seguramente será más aguerrida en los meses por venir, con actos de real o supuesta guerra sucia entre los contendientes.

En otra de las pistas 2018, las candidaturas independientes o ciudadanas han sido criticadas por no ser ni lo uno ni lo otro, por lo menos en la mayoría de los casos en los que los aspirantes han provenido de institutos políticos y por ende con ligas en el mundo de lo que ha dado en llamarse partidocracia.

Para ir en pos de la silla presidencial están registradas 48 postulaciones con posibilidades reales únicamente para dos: Margarita Zavala y El Bronco sobre quienes desde ahora pesan señalamientos varios en relación al uso de recursos públicos y ligas partidistas para lograr el uno por ciento de las firmas del padrón de la República Mexicana.

Para finalizar, en otro de los muchos temas que se prestan al análisis, especialmente al ser inéditos anteriores procesos electorales, está el de la falta de una real propuesta distinta entre los contendientes.

Hay particularidades sin duda, pero éstas no tienen contundencia en cuanto a marcar distinciones, sobre todo en el ámbito de la economía.

En esa línea un día sí y otro también causa polémica el candidato de la izquierda Andrés Manuel López Obrador ante cuyo proyecto se han sumado muchos de los representantes más importantes de aquellos sectores que han mantenido sus intereses y afanes en un sistema económico, político y educativo en la ruta de los planteamientos neoliberales.

De tal manera, las ideas de Maquiavelo en cuanto a la lucha ciega por el poder a despecho de otros aspectos y el gatopardismo que significa cambiar sin tocar en realidad piezas fundamentales de la realidad que se pretende transformar, son hasta el momento los signos de la contienda electoral 2018.

Compartir