Edil pasa de dichos contra migrantes a darles empleo

11 de febrero a las 04:20 792

El edil de Piedras Negras, Coahuila, Carlos Bres Garza, quien declaró que es “irresponsable dejar sueltos a indocumentados”, ahora ofreció empleo a los centroamericanos que se encuentran en ese municipio.”Han manifestado querer trabajar, ya en los hechos tendremos que ver, a mí se me han acercado tantas personas, en lo particular me han dicho”, expresó Bres Garza, quien detalló que hay 140 vacantes para los migrantes que deseen trabajar y que se encuentren regularizados ante el Instituto Nacional de Migración (INM).

El alcalde agregó que se percibe un interés entre la comunidad migrante para obtener un trabajo, una vez que migración les entregue su tarjeta de visitante por razones humanitarias. Además, insistió en que se dará puntual seguimiento en el otorgamiento de permisos a fin de documentar a las familias que no conocen el territorio nacional, y que fueron llevadas hasta esa zona fronteriza a base de engaños.

Por ello, el edil precisó que a pesar de que en el albergue de Piedras Negras existe un gran número de centroamericanos, “se ha venido trabajando de manera ordenada y proporcionando todo lo necesario; incluso se les van a ofrecer vacantes en la entidad”.

Por su parte, el director de Desarrollo Económico y Turístico, Javier Beráin Tamez, indicó que se han reunido con empresas del estado para conocer el número de vacantes que se tienen disponibles. “Estos acercamientos con las maquiladoras, empresas constructoras, así como comercios, se tiene conocimiento de que son 140 lugares de trabajo disponibles en sus diferentes áreas que pueden ser ocupados de inmediato”, dijo.

Datos del municipio aseguran que un total de dos mil migrantes se encuentran en el albergue de la zona y durante su estancia son atendidos por las autoridades de manera integral. Sin embargo, aunque el interés de un empleo se hace realidad, hasta el momento se desconoce si de las 139 visas integradas ya se tiene alguna persona registrada para trabajar.

Por otra parte, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, aseguró que el ingreso de caravanas en el estado es algo nuevo para ellos, por lo que revisan todos los casos para que se vaya depurando el padrón y conocer quiénes se quieren quedar en el estado a trabajar y quiénes se quieren ir a Estados Unidos.

“Han manifestado querer trabajar, ya en los hechos tendremos que ver, a mí se me han acercado tantas personas, en lo particular me han dicho… (por ello) se ha venido trabajando de manera ordenada y proporcionando todo lo necesario; incluso se les van a ofrecer vacantes en la entidad”.

Carlos Bres

Alcalde de Piedras Negras

“Esperamos que en los próximos días se pueda cerrar el albergue y no dar más paso a las caravanas”, destacó en entrevista, luego de la entrega de escrituras a familias.

En este sentido, explicó que seguirá recorriendo el albergue para actualizar las cifras, ya que hasta el momento existen 400 menores y de ellos, al menos 70 no vienen acompañados; por ello tienen un trato especial y se tomarán decisiones para saber si se quedan o se les envía a su nación.

Asimismo, dijo que no están preparados para la atención de tantos migrantes al no tener suficiencia presupuesta; “se está haciendo un esfuerzo junto a la sociedad civil, que también ha aportado para darles un trato humanitario. Ayer se les dio ropa y cobijas porque la temperatura tiende a bajar”.

En este contexto, aseguró que el miércoles terminará el registro y el jueves se hará la entrega de documentos oficiales.

  • El Dato: Los migrantes arribaron a Piedras Negras a bordo de autobuses el 4 de febrero pasado. Se alojan en una fábrica en desuso, cercana a Texas, donde esperan recibir asilo.
Entre la población migrante se han censado 439 infecciones respiratorias agudas; por lo que se aplicaron 928 vacunas y se distribuyeron mil 638 medicamentos.

En Honduras se alista otro contingente

Una nueva caravana de aproximadamente 500 personas salió la madrugada del viernes de San Pedro Sula, Honduras, rumbo a Estados Unidos, lo que sumaría la tercera caravana de 2019.

El éxodo, que pretende cruzar por la aduana de Agua Caliente, Guatemala, fue dividido en dos grupos y algunos de sus integrantes se transportaron por vehículos particulares hasta el punto fronterizo en el Departamento de Cortés.

Datos del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho), dependencia adscrita a la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, indican que al 31 de enero del presente año se reporta el retorno obligado de cuatro mil 610 hondureños; de estos, dos mil 312 fueron deportados desde Estados Unidos; mientras dos mil 274 retornaron de México y 24 de países centroamericanos.

fuente: La Razón