Exigen destitución de magistrado anticorrupción en Baja California

17 de mayo a las 00:20 6,588

Mexicali, B.C. Integrantes de la Comisión Especial del Sistema Estatal Anticorrupción de Baja California solicitaron al congreso de la entidad la remoción o destitución del recientemente designado magistrado anticorrupción del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, Iván José Curiel Villaseñor, por falsedad de declaraciones, posible tráfico de influencias y conflicto de intereses.

Los consejeros ciudadanos Jorge Topete, Edgardo Silva y Francisco Fiorentini acudieron al Poder Legislativo para entregar su solicitud por escrito para la remoción del magistrado de la Sala Especializada en Responsabilidades Administrativas y Combate a la Corrupción que fue nombrado el 9 de mayo por el Congreso local, ya que advirtieron que incurrió en “causas graves que trastornaron el adecuado funcionamiento de la Sala Especializada en Combate a la Corrupción” del SEA-BC.

En el documento se señala que Curiel Villaseñor falseó información sobre su residencia al declarar que cumplía con el requisito al contar con 10 años de habitar de forma ininterrumpida en Tijuana, aunque en un juicio en el Juzgado XXXI de lo Familiar, según expediente 819/2018, establece su domicilio conyugal y el de convivencia con sus hijos menores en dos casas de la colonia del Valle de la Ciudad de México.

Tampoco advirtió a la Comisión Especial Mixta de Evaluación para la Designación del Magistrado Anticorrupción del Tribunal de Justicia Administrativa, conformada por tres diputados y cuatro consejeros ciudadanos, la existencia de posible conflicto de intereses por la amistad del diputado Bernardo Padilla y de compadrazgo del legislador Alejandro Arregui, ambos del Partido Revolucionario Institucional.

En el documento se presentaron evidencias gráficas del “conflicto de intereses y el posible tráfico de influencias que utilizó como aspirante para obtener el cargo” donde aparece desde adolescente con Padilla y en la juventud con Arregui en una ceremonia de padrinazgo. Hasta el momento, como aspirante y ya como magistrado, Curiel desconoce cualquier relación previa con los legisladores.

En entrevista, los consejeros ciudadanos señalaron que en la Comisión Especial de Evaluación se entrevistaron a seis aspirantes a magistrados, de los cuales Curiel Villaseñor resultó en sexto lugar y “fue favorecido no obstante a ser el aspirante que tuvo más baja calificación en su evaluación y a pesar de ello resultó electo por el congreso, sin justificación o argumento alguno, por parte de los legisladores, incluso los diputados Arregui y Padilla votaron por su amigo y le tomaron la protesta constitucional del cargo.

Silva, Fiorentini y Topete ponderaron los avances en materia anticorrupción en Baja California, con un sistema de reciente creación, para evitar acuerdos en “lo oscurito” en la designación de funcionarios, al pasar de propuestas del gobernador al pleno del Congreso local.

“Determinamos una metodología específica para designar a quien tenía méritos suficientes para ser magistrado, a partir de experiencia, currículum y conocimientos, pero nombraron a quien no solo nos mintió sino obtuvo 67 puntos, a diferencia del primero lugar que sumó 134 puntos”, señalaron al tiempo de cuestionar que los partidos políticos nombren a un magistrado por acuerdos entre ellos y advirtió que es lo que se pretende evitar y tener contrapesos. Además dieron vista a la Procuraduría General de Justicia de Baja California al presumir hechos ilícitos y a los Sistemas Estatal y Nacional Anticorrupción.

fuente: La Jornada