General Aguilar, implicado en venta ilegal de armas usadas en Noche de Iguala

Humberto Alfonso Guillermo Aguilar, general de división y exsubsecretario de la Defensa Nacional (Sedena) fue señalado en Alemania de haber recibido sobornos de la empresa Heckler & Koch (H&K) para que aceptara contratos de venta de armas cuando fue titular de la Dirección de Comercialización de Armamento y Municiones (DCAM) de la Sedena.

Cabe recordar que actualmente la Corte alemana hizo comparecer este martes 15, ante la fiscalía de Stuttgart, y al menos seis empleados de H&K por la presunta exportación ilegal de armas de fuego a entre 2006 y 2009.

Algunas de estas armas pudieron haber sido usadas por fuerzas armadas mexicanas para matar a seis personas y herir a 40 más durante la noche en la que los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron secuestrados por la policía local en 2014. Los 43 siguen hoy desaparecidos.

De acuerdo con Proceso, así lo declaró un testigo no identificado del caso en Stuttgart.

El testigo dijo que el general Aguilar recibió, como soborno, 25 dólares por cada uno de los fusiles vendidos a México, así como 20 dólares por cada arma corta.

Dicho testigo supo lo anterior a través del representante de H&K en México, Markus-Joachim Ban­tle, uno de los principales acusados en el juicio.

El testigo extrabajador de H&K había sido enviado a México entre 2006 y 2008 para presentar armamento, así como dar entrenamiento y asesoría del uso de éste a clientes mexicanos.

Sin embargo, en 2008 abandonó su trabajo en H&K porque, supuestamente, le pareció poco ética la forma en que vendían armamento a regiones donde esto no está permitido por violar los derechos humanos.

Este testigo también declaró ante la fiscalía de Stuttgart cuando, en abril de 2010, el pacifista Jürgen Grässlin presentó una denuncia contra la empresa por la exportación ilegal de armas a México.

Compartir