Influenza: la OMS lanza alerta; aquí, 361% más decesos

13 de marzo a las 00:20 1,998

Las muertes por influenza en nuestro país aumentaron 361 por ciento en la actual temporada, al pasar de 136 que hubo en la del año pasado a 627 en lo que va de la actual, indica el más reciente reporte de la Secretaría de Salud.

Este escenario coincidió con el lanzamiento ayer por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de una nueva Estrategia Mundial contra este mal, en el cual el organismo advierte que la “amenaza de una pandemia de influenza siempre está presente”.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, en México el número de contagios ya se ubica en cinco mil 626 en esta temporada de influenza, la cual se mide a partir del 30 de septiembre de 2018 y concluirá en abril.

Actualmente corre la semana diez de medición, y en ese mismo periodo pero del año pasado se registraban tres mil 264. Esto quiere decir que el aumento en la temporada 2018-2019 ya es de 72.3 por ciento más.

“Lo que vemos todos los años en la temporada invernal es que 95 por ciento de los casos que nosotros atendemos en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, no están vacunados”

José Arturo González

Jefe Infectología y Microbiología del INER

De los cinco mil 626 casos de contagio, cuatro mil 496 pertenecen a la cepa AH1N1, la cual en esta temporada ha sido más letal, pues ha provocado 570 defunciones.

José Arturo González Orozco, jefe Infectología y Microbiología Clínica del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), explicó a La Razón que 95 por ciento de los pacientes que se atienden por influenza AH1N1 se encuentran enfermos porque no se vacunaron.

“Lo que vemos todos los años en la temporada invernal es que en 95 por ciento de los casos que atendemos en el INER, se trata de no vacunados; ésa es la gran característica. También hay muchísimos pacientes con diabetes, VIH, insuficiencia renal y que, por diferentes causas, por más que se les ofrece la vacuna y sus beneficios, le siguen teniendo miedo, no se quieren vacunar porque no han tenido tiempo o le dan prioridad a otras cosas”, aseveró.

A seis días de que se cumplan 10 años de la emergencia por la aparición de la influenza AH1N1 que se registró en el país (17 de marzo de 2009), el doctor aseveró que, aunque el virus no se encuentra fuera de control, siguen existiendo muertes por dicho subtipo.

El informe de la Dirección General de Epidemiología señala que los estados con las mayores tasas de influenza acumulada por cada 100 mil habitantes son: Tlaxcala con 18.8 por ciento, Aguascalientes con 14.1 y Baja California Sur con 13.8.

A decir del experto, el subtipo viral AH3N2 es de menor peligro; y los registros refieren que desde inicios de la temporada invernal 2018-2019, el que comenzó a circular con mayor fuerza es AH1N1.

Planteó que el acumulado de contagios de la temporada invernal pasada les ha dejado ver en el INER que los números por casos de influenza han bajado desde aquel 2009, pero, acotó, siguen existiendo muertes por influenza AH1N1 desde la semana 40 del año –en que se empieza a medir, en este caso octubre de 2018– a la semana 10 –que concluyó el 8 de marzo de 2019–.

“Si comparas esta misma época (2017-2018) en AH1N1 pandémica, con las de 2013 a 2016, esta época es 50 por ciento menos agresiva en cuanto a número de casos y en cuanto a severidad.

“De hecho, en esas épocas pasadas la mortalidad fue mayor que la que tenemos ahorita circulando”, explicó.

Durante la entrevista insistió en la necesidad de vacunarse pues, aclaró, ésto no genera síntoma alguno.

“En muchas ocasiones se les ofrece la vacuna y nos dicen: ‘lo voy a pensar, en la siguiente consulta me la pongo’. Y lo que deben saber las personas es que si te vacunas el efecto no es al siguiente día; la vacuna en población sana tarda dos semanas en dar su protección”, dijo.

De acuerdo con la OMS, la próxima pandemia por influenza “es cuestión de cuándo, no de si (se producirá)”, y persiste el riesgo de que un nuevo virus se transmita de animales a humanos. Indica que la enfermedad aún es un desafío y la forma más efectiva de prevenirla es la vacunación.

fuente: La Razón