Juez desestima pruebas para amparo de madre de Lozoya

24 de septiembre a las 17:20 558

Amparo. Gilda Margarita Austin y Solís busca evitar la aprehensión en el juicio de garantías que tramitó dentro del caso Odebrecht

24 de septiembre de 2019. Un juez federal desechó las pruebas que ofreció Gilda Margarita Austin y Solís, mamá de Emilio Lozoya, en el amparo con el que busca protegerse de la orden de aprehensión.

Austin y Solís busca evitar la aprehensión en su contra por el delito de lavado de dinero y asociación delictuosa.

El juez Primero de Distrito de Amparo en materia Penal en la Ciudad de México dictó un acuerdo en el que desestimó las pruebas que Gilda Margarita Austin y Solís acompañó a su ampliación de demanda.

Esto dentro del juicio de garantías que tramitó para que no la aprehendieran por el caso Odebrecht.

Resolución a plazo ampliado
Además, aplazó el dictado de resolución en el amparo para el próximo 14 de octubre por lo que la suspensión que le fue concedida en el juicio permanece vigente.
Dicha suspensión consiste en que, cuando la mamá de Emilio Lozoya regrese a México, deberá comparecer ante el Juez Primero de Distrito de Amparo.
En ese punto, el juez mencionado va a determinar si puede o no ser detenida.
A Gilda Margarita Austin y Solís la detuvieron el pasado 24 de julio por agentes de la Policía de Alemania adscritos a Interpol.

Habría recibido dinero
La sospechosa se encontraba de vacaciones en la isla de Juist, y la detuvieron en cumplimiento a la orden de aprehensión emitida por un juez «lavado» de dinero y asociación delictuosa en el caso Odebrecht.

A Austin y Solís se le vinculó con dicho caso por recibir dinero en una cuenta bancaria de la que el único beneficiario era el exdirector de Pemex.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), el 22 de noviembre de 2012 recibió de la empresa Tochos Holdigns Limited, ligada a su familia, 185 mil dólares.

El dinero lo utilizó supuestamente Marielle Helene Eckes, esposa de Lozoya para comprar una residencia en Ixtapa, Guerrero.

El inmueble tuvo un costo de un millón 900 mil dólares.

Se presume que los 185 mil dólares forman parte de los 10.5 millones de dólares que la Constructora brasileña Odebrecht entregó a Emilio Lozoya a cambio de contratos con Petróleos Mexicanos.

fuente: Regeneración