Justo que gastos médicos mayores los pague cada servidor público: Batres

6 de enero a las 13:57 1,332

El gasto en dos sexenios de unos 54 mil millones de pesos en gastos médicos mayores, seguros de vida y otras prestaciones, que se suspende con la política de austeridad republicana, libera recursos que pueden destinarse a fortalecer al Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), afirmó el presidente del Senado, Martí Batres Guadarrama (Morena).

En su edición de este sábado, EL UNIVERSAL informa que en las administraciones de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, el gobierno federal gastó 54 mil 704 millones de pesos en seguros de vida, de gastos médicos mayores, de retiro, de separación individualizada, así como en vehículos para servidores públicos.

“Este dato que publica EL UNIVERSAL es muy importante y confirma la razón que nos asiste en promover el programa de austeridad republicana, tema del que hemos hablado durante años”, dijo el presidente del Senado.

Señaló que “hemos hablado de la necesidad de eliminar los seguros de gastos médicos mayores, de separación individualizada, entre otros seguros que existen con cargo al erario, que pueden ser contratados por cada quien de manera voluntaria y con su propio salario”.

En entrevista, Batres Guadarrama afirmó que “no deberían existir seguros de gastos médicos mayores pagados por el erario, porque se dispone de un sistema de salud público, y si alguien prefiere el servicio de salud privado está en su derecho, pero lo debe pagar”.  

En el Senado, como en la Cámara de Diputados, desde septiembre se aplican programas propios de austeridad, y a partir de diciembre, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador realiza ajustes, en los que se incluye la cancelación de erogaciones en seguros que cubren la atención médica en hospitales privados, desde una consulta hasta intervenciones quirúrgicas y tratamientos de alto costo.

“Informarnos de que en dos sexenios se erogaron casi 54 mil millones de pesos (en esas prestaciones), es un dato muy valioso que publica el periódico EL UNIVERSAL y da sustento a la justeza de las políticas de austeridad republicana que sigue la actual administración federal y que ha impulsado el Senado a nivel de decisión interna y como política legislativa”, refirió.
 

A la pregunta de si se debe fortalecer el servicio del ISSSTE, Batres comentó que “es muy lógico que los recursos que se van hoy a pagar los seguros de gastos médicos mayores, mejor se vayan a fortalecer el ISSSTE, encargado de la salud de los servidores públicos”.

Aclaró que “no sé en qué magnitud deba de incrementarse el presupuesto del ISSSTE, por la demanda de un grupo más pequeño de servidores públicos que se quedan sin gastos médicos mayores, que es pequeño, sólo si lo comparamos con el universo de trabajadores al servicio del Estado”.

Del retiro de estas prestaciones, el morenista Batres Guadarrama señaló que “era de esperarse que hubiera un tipo de resistencia, porque es difícil un proceso de pérdida de privilegios sin que haya reacción alguna. Y todos debemos hacer conciencia para adaptarnos a una nueva realidad”. 

Por lo que respecta al Senado, refirió, el plan de austeridad incluye eliminar el seguro de gastos médicos mayores, el seguro de separación individualizada, los vales de despensa y gasolina a senadores y servidores públicos.  

Se elimina el complemento de aguinaldo para los senadores que era duplicar el aguinaldo. Se elimina el “bono de bienvenida”, dijo, que era de casi 400 mil pesos. También se retiran los servicios de peluquería y de salón de belleza. 

Al eliminarse la entrega de vehículos del Senado, como presidente de la mesa directiva, señaló Batres, se traslada en auto de su propiedad, sin escoltas. 

Se reduce 50% el presupuesto de los grupos parlamentarios; en 30% baja el presupuesto de los órganos de gobierno, y el número de comisiones se reduce de 64 a 44.   

Al final del año, dijo, “veremos lo que ha implicado el primer paquete de medidas de austeridad, por si es necesario tomar nuevas medidas o modificar algunas”.

De casos de trabajadores de base o ingresos equivalentes a quienes se les retiró la prestación de vales de despensa –que se aplican sólo a senadores y altos cargos administrativos–, “operaremos lo necesario para que quien no lo recibió, lo reciba”.

En el aspecto legislativo, “la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos es nuestra mejor aportación a la dinámica de austeridad que debe prevalecer ahora en el servicio público”.

agv

fuente: El Universal