“Lord Nazi Ruso”, la noche en que un linchamiento y un homicidio tomaron las redes sociales

18 de julio a las 05:20 1,224

Eran las 18:30 horas de un viernes 19 de mayo, para Aleksei Makeev todo cambiaría a partir de entonces a raíz de una serie de sucesos que hicieron enfadar a la comunidad donde vivía; el ruso lanzaba insultos a quienes encontrara a su paso y subía videos a sus redes sociales con discursos de odio contra de mujeres, infantes, adultos mayores y personas con discapacidad.

Alto, rubio, corpulento, con ojos color claro, el también conocido en las redes sociales como #LordNaziRuso, nació en Rusia, el 22 de agosto de 1974 y obtuvo la residencia permanente para vivir en México.

Había trabajado en Cancún como instructor de buceo en la empresa Aquarworld, pero fue despedido el 13 de noviembre de 2015, justo por su comportamiento agresivo y expresiones de odio a la población. En algunas de sus fotos y videos, Makeev lucía la swástica nazi en el rostro.

Horas antes de que fuera apedreado por una turba, la noche de aquel viernes, en una colonia popular de Cancún, Aleksei Makeev habría insultado a una mujer y a un niño, como solía hacerlo y se apreciaba en grabaciones de su autoría, mismas que compartía en redes sociales. Un par de sujetos le reclamaron, él entró a su casa y desde la azotea comenzó a insultarles también.

Una multitud se empezó a reunir afuera de la casa del ruso, aparentemente alertados por redes sociales. “Había seis patrullas de Seguridad Pública de Cancún, con 30 elementos”, narró Kena Huerta, vecina de Makeev. Al no haber intervención por parte de los elementos, la multitud enardeció. Los policías –inexplicablemente- abandonaron el lugar y entonces las cosas se salieron totalmente de control, afirmó.

Varias personas lanzaron piedras, algunos entraron al inmueble con la finalidad de sacar a Aleksei. El primero en ingresar fue un joven de 20 años, identificado como Carlos Eduardo Gutiérrez Gutiérrez. Makeev lo recibió en la puerta con el arma blanca, que solía portar en sus videos, e hirió en varias ocasiones al joven. El muchacho se retiró y se desangró justo frente a la casa de Kena.

Aleksei fue golpeado, apedreado y casi linchado por la comunidad, lo que provocó que fuese hospitalizado.

El hombre quedó en tal estado que, en su momento, se temía que perdiera la movilidad parcial del cuerpo, resultado de uno de los golpes que recibió en la cabeza y que afectó una zona del cerebro.

Este martes, por el delito de homicidio del joven de 20 años, el ciudadano de origen ruso, Aleksei Makeev, fue condenado a 37 años y seis meses de prisión, al pago de una multa y a la entrega de 405 mil pesos por concepto de reparación de daño, al haber sido encontrado culpable.

fuente: El Universal