Miembros de la SNTE buscan remover a su presidente del Comité Nacional

Quien sigue siendo la representante legal y legítima del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación () es Elba Esther Gordillo Morales.

Así lo enfatizó Juan Manuel Macedo Negrete secretario general de la delegación D-III-6 del SNTE, al informar que en todo el país se presentaron amparos directos en contra del nombramiento de Juan Díaz de la Torre como presidente del Comité Ejecutivo Nacional desde el 2013.

Dicho nombramiento se otorgó por parte del Consejo Nacional sentista y fue avalado por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, sin embargo, para Macedo Negrete, tal decisión tuvo errores de procedimientos.

Es así entonces, que desde hace cinco años, el gremio magisterial de acuerdo a lo mencionado, vive en irregularidad, la que pretende ser subsanada en el VII Congreso Nacional a celebrarse los días 12, 13 y 14 de febrero.

Sin embargo, un grupo de representantes sindicales y afiliados en el país, decidió proceder legalmente con los amparos referidos para impedir la realización del evento y en desconocimiento de quien lo convoca, es decir, Díaz de la Torre.

El dirigente de la D-III-6 quien el 20 de marzo dejará el cargo que hoy ocupa, relató lo sucedido en los primeros días del 2013, cuando Gordillo Morales fuera detenida y de manera apresurada e incluso en el “agandalle”, el actual presidente del Comité Ejecutivo tomará las riendas de uno de los gremios más importantes en número e influencia de .

A partir de ese momento, dijo, “hemos perdido muchas conquistas, incluso la personalidad ante las instancias federales y estatales”.

Otras voces también han dicho que la gestión del actual Comité sentista no ha trabajado realmente a favor de los afiliados, crítica que se extiende a los delegados federales, tal como es el caso de y los señalamientos que en este sentido se han lanzado en contra de Héctor Astudillo García.

Así entonces, Macedo Negrete informó que buscaron asesoría en el despacho de Néstor de Buen, cuyos hijos orientaron a los quejosos y les dijeron que en efecto sí había elementos de inconsistencia en el procedimiento en conflicto.

La intención de quienes a lo largo y ancho de la república mexicana interpusieron este amparo es por un lado, que no sea celebrado el Congreso y “que se dejen las cosas como estaban hace cinco años y de ahí podamos partir a una elección en mejores condiciones, más abierta y transparente y que tenga que llegar quien tenga que llegar pero bajo el esquema estatutario”.

En el caso de Michoacán, los que llevaron a cabo la acción antes referida fueron el propio Macedo Negrete y José Juan López Albor, además de Carlos Guillermo Fabián Parra quienes están a la espera este jueves de que el séptimo juez de distrito les responda si procede.

Según analistas, la llegada del representante impugnado, se dio a partir de un pacto frente al gobierno federal cuya finalidad fue contar con el apoyo de Díaz de la Torre para implementar la Reforma Educativa.

Es de anotar que por medio de una entrevista este miércoles, el todavía dirigente de la D-III-6, dejó saber que se estaría trabajando junto al candidato Andrés Manuel López Obrador líder de Morena, con la intención de quitarle ciertas “aristas” a la ley vigente antes referida.

Es decir, que con matices, tanto una parte del SNTE como la totalidad de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se hallan inconformes con una de las reformas más cuestionadas del actual sexenio.