Rechaza presidente libanés investigación internacional

8 de agosto a las 14:58 4,734

Beirut. El presidente del Líbano dijo ayer que la investigación sobre la mayor explosión en la historia de Beirut examinará si fue causada por una bomba u otra interferencia externa, negligencia o incluso un misil y rechazó cualquier tipo de investigación internacional que diluiría la verdad, mientras los residentes intentaban reconstruir sus vidas tras el estallido.

Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra una multitud indignada que se congregó en Beirut la noche del jueves, mientras crece la ira contra la élite gobernante, que ya luchaba contra un colapso económico antes de la explosión.

La manifestación, en la que algunos lanzaron piedras, marcó el retorno de unas protestas que se han hecho habituales en Beirut, mientras los libaneses ven cómo se evaporan sus ahorros y se desintegra su moneda.

La búsqueda de desaparecidos se intensificó, mientras los rescatistas remueven los escombros en una lucha contra el tiempo para encontrar a algún sobreviviente tras la explosión del martes, en la que murieron al menos 154 personas y unas 5 mil resultaron heridas, además de quedar destruida parte de la ciudad.

El diario británico The Independent informó que fue rescatada con vida Diana Omar, una niña de 12 años cuya familia estaba aún sepultada bajo los escombros de su hogar. La explosión dejó a al menos 300 mil personas sin hogar.

La causa no ha sido determinada aún. Existe la posibilidad de una interferencia externa mediante un cohete o una bomba u otro acto, dijo el presidente Michel Aoun en comentarios publicados por medios locales y confirmados por su oficina.

Aoun aseguró ayer que él se enteró de la existencia de la enorme cantidad de explosivos almacenada en el puerto de Beirut casi tres semanas antes de que estallaran, pero que había ordenado que se tomaran medidas al respecto, aclarando que no tenía autoridad sobre la instalación portuaria.

¿Saben cuántos problemas se han estado acumulando?, respondió Aoun cuando un reportero le preguntó si debía haber dado seguimiento a su orden.

Los comentarios de Aoun son la confirmación más clara de que los máximos líderes y funcionarios de seguridad del Líbano estaban al tanto de las 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban almacenadas en el puerto desde 2014.

Asimismo, señaló que también se analizará si la explosión fue por negligencia o un accidente. Con anterioridad había dicho que había material altamente explosivo almacenado en condiciones inseguras durante años en el puerto y una fuente afirmó que una pesquisa inicial apuntó a una negligencia en el almacenamiento del material explosivo.

Sayyed Hassan Nasrallah, líder de la poderosa organización libanesa Hezbolá, negó lo que calificó como comentarios preconcebidos, tanto en el país como en el extranjero, sobre que el grupo chiíta respaldado por Irán tenía armas almacenadas en el puerto.

Incluso si un avión chocó, o si fue un acto intencional, si este nitrato estuvo en el puerto durante años de esta manera, significa que parte del caso es absolutamente negligencia y corrupción, sostuvo.

-Furia en las calles-

Es imposible que podamos reconstruir esta casa. ¿Dónde está el Estado?, dijo Tony Abdou, un desempleado de 60 años.

Su casa familiar está en Gemmayze, un distrito situado a pocos cientos de metros de los almacenes donde estaban guardadas desde hace seis años 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio, una bomba de relojería junto a una zona densamente poblada.

Una fuente de seguridad y medios locales dijeron previamente que el incendio que causó el estallido fue iniciado por unos trabajos de soldadura en el almacén.

Voluntarios recogieron escombros de las calles de la capital libanesa, que todavía tiene cicatrices de una guerra civil que se prolongó entre 1975 y 1990.

¿Realmente tenemos un gobierno?, dijo el taxista Nassim Abiaad, de 66 años, cuyo vehículo fue aplastado por los escombros. Ya no hay forma de ganar dinero.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en un comunicado que informó a su par libanés, Michel Aoun, que Washington envió tres aviones con ayuda y primeros auxilios a Beirut para colaborar con los esfuerzos de recuperación tras la explosión masiva de esta semana.

Hablé con el presidente Aoun del Líbano para informarle que hay tres aviones grandes en camino, cargados con suministros médicos, alimentos y agua. Además, socorristas, técnicos, médicos y enfermeras en camino, tuiteó Trump ayer.

El magnate también dijo que tendrá una conferencia telefónica con los líderes libaneses y el presidente francés Emmanuel Macron el domingo, cuando habrá una recaudación internacional de donativos para Líbano organizada por París.

Fuente: La Jornada

* En Redactor.mx procesamos contenidos de distintas fuentes de internet mediante un sistema automatizado, para facilitar al usuario el acceso a los mismos y contribuir a las fuentes con su difusión, el presente artículo es responsabilidad de la fuente citada y no representa la postura o línea editorial de Redactor.mx, Si crees que podemos mejorar la plataforma no dudes en contactarnos en [email protected]