Renuncia Clara Torres a la dirección de Estancias Infantiles

16 de febrero a las 23:20 1,368

Ciudad de México. En medio de las críticas originadas por las adecuaciones hechas por el gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, al programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras, Clara Torres renunció a la titularidad de ese esquema, el cual en la administración anterior era manejado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), ahora Secretaría de Bienestar.

El programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras, surgió en el gobierno del panista Felipe Calderón Hinojosa, y se estima que habría apoyado en promedio a 300 mil niños al año en áreas menos favorecidas.

López Obrador anunció el pasado 7 de febrero que por irregularidades encontradas en las estancias infantiles, su gobierno dará un apoyo de mil 600 pesos cada dos meses por niño a los padres de familia. Esto desató críticas de diversos sectores, desde legisladores, hasta mujeres que administran estos espacios y padres de familia y organizaciones defensoras de derechos de la niñez.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló también que su gobierno ha detectado irregularidades de diversa índole en dos de cada tres estancias infantiles, por ello el recurso será distribuido directamente a los padres. En los sexenios anteriores, a los administradores de las estancias se les otorgaban 950 pesos por niño atendido, no obstante según el gobierno actual se detectaron casos casos en los que se reportaban más infantes de los que realmente cuidaban.

El esquema surgió para apoyar a las madres que trabajan, buscan empleo o estudian y a los padres solos con hijos o niños bajo su cuidado entre uno y hasta tres años 11 meses de edad (un día antes de cumplir los 4 años) y entre uno y hasta cinco años 11 meses de edad (un día antes de cumplir los 6 años) en caso de niños o niñas con alguna discapacidad, que viven en hogares con ingresos mensuales de hasta 1.5 salarios mínimos per cápita, a través de subsidios a los servicios de cuidado y atención infantil para sus hijos, establecían los datos del apoyo.

Se prevé que, próximamente haya un nuevo nombramiento para ese cargo. La ex funcionaria habría optado por dejar la titularidad del esquema debido a la situación existente.

El recorte presupuestal para este esquema es de aproximadamente 50 por ciento, criticó el director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim-México), Juan Martín Pérez García, ello dijo es “un acto de discriminación en contra de madres trabajadores, y niñas y niños pequeños más pobres. De acuerdo a la información disponible este ajuste presupuestal, de más de dos mil millones de pesos”.

La Redim hizo un “llamado al presidente y los partidos políticos a evitar que las niñas y niños, y sus madres trabajadoras terminen en medio de las polémicas partidarias. Recordamos que el Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras es un programa público que por ley no puede ser motivo de uso electoral o fines distintos a los objetivos establecidos”.

fuente: La Jornada