Sistema de luz led podría reducir tumores en cáncer de piel

21 de febrero a las 15:20 432
Como la luz no puede penetrar profundamente en el cuerpo, señalaron que este enfoque podría usarse para tratar tumores sólidos cerca de la superficie de la piel

21 de febrero del 2020. Investigadores de la Universidad de California en San Diego, desarrollaron un sistema que utiliza luz LED como terapia contra el cáncer de piel, lo cual podría destruir los tumores sin dañar el tejido sano.

A través de pruebas con ratones, detallaron mediante un comunicado, se encontró que la administración de las células diseñadas con luz LED azul redujeron el tamaño del tumor entre ocho y nueve veces más que con terapias anteriores.

“Se trata de recolectar las células T de un paciente (las cuales ayudan a combatir el cáncer) y diseñarlas genéticamente para que expresen sus receptores especiales y puedan reconocer un antígeno en las células cancerosas seleccionadas”, explicaron.

Para crear estas células, indicaron, se instaló un “interruptor de encendido” que les permitió activarlas en una parte específica del cuerpo mediante su exposición a la luz azul. Una vez activas, estás desencadenaron la expresión del receptor dirigido al antígeno.

Como la luz no puede penetrar profundamente en el cuerpo, señalaron que este enfoque podría usarse para tratar tumores sólidos cerca de la superficie de la piel.


La proteína juega un papel importante en la manera en que el estrógeno se comunica con las células cancerosas del endometrio.

13 de febrero de 2020. Científicos de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, identificaron una proteína que podría ser clave en el crecimiento del cáncer de endometrio, según un estudio publicado en la revista Cancer Research.

Se trata de la proteína ETV4, la cual juega un papel importante en la manera en que el estrógeno se comunica con las células cancerosas del endometrio.

El estrógeno envía señales de crecimiento a las células cancerosas para que crezcan sin control.

Sin embargo, cuando ETV4 se elimina de las células cancerosas, la señalización de estrógenos se reduce enormemente, lo que a la larga lleva a una disminución tumoral.

“Descubrimos que ETV4 ayudó a promover a señalización de estrógenos de dos maneras: primero, le decía al receptor de estrógeno dónde unirse en el genoma, y segundo, causaba que el receptor estuviera activo”, dijo el responsable de la investigación, Jay Gertz, en un comunicado.

Para llegar a esa conclusión, los científicos utilizaron técnicas de genómica con las que analizaron tejido de tumores humanos en ratones.

El cáncer de endometrio es el segundo tumor ginecológico más frecuente en el mundo y el tercero en México. En la actualidad, su incidencia está en aumento, pero existen tratamientos limitados para la enfermedad.

fuente: Regeneración