SNTE sección 18 Michoacán, afirmó que da respuesta a las demandas de sus afiliados

Para dejar en claro varios temas que han surgido en recientes fechas y que lo aluden, el presidente del Comité Ejecutivo de la sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación () Héctor Astudillo García ofreció una rueda de prensa este lunes.

Llamó en un primer momento a los trabajadores a confiar tanto en el gremio como en sus representantes ya que son éstos quienes van a velar por sus intereses, afirmó.

No hay un solo trabajador que no haya sido atendido, comentó, aclarando que quienes no han recibido respuesta son los que amenazan de manera violenta como una forma de forzar el cumplimiento y resolución de sus exigencias.

Esto, en el marco de algunas descalificaciones que ha recibido Astudillo García y su equipo de trabajo, en el sentido de no atender las necesidades y demandas de quienes hoy no reciben de manera completa pagos y procesos administrativos de variado origen.

“Hoy por hoy, el tema de la educación pública está a debate nacional y estamos ciertos que nosotros los trabajadores debemos cuidar el servicio que prestamos para que nuestra trinchera de trabajo no se vea amenazada por intereses de aquellos que pretenden que la escuela sea abierta al capital privado o a otros ajenos al educativo”

Otra de las acusaciones que ha recibido el presidente del actual Comité Ejecutivo de la sección 18 es de causar división al interior de sus filas, al mezclar afiliados tanto del SNTE como de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Han perdido la perspectiva quienes me acusan, respondió, ya que el sector magisterial está dividido “desde hace treinta años; se persiguen unos a otros desde hace treinta años, no me pueden responsabilizar de manera personal”.

En cuanto a los adeudos y compromisos del gobierno Michoacano de Silvano Aureoles Conejo frente al magisterio, comentó que ascienden a más de 800 millones de pesos, sin embargo, la ruta del SNTE estará siempre en favor del diálogo y el acuerdo, lejos de otro tipo de presiones que, dijo, lastiman al proceso educativo y a los estudiantes.

Ello en clara referencia al magisterio disidente y sus métodos de protesta y presión que no son compartidas por el gremio llamado institucional.

Las demandas son legítimas apuntó Astudillo García, pero no la forma de luchar por ellas.

Para finalizar y en cuanto a la coyuntura electoral, llamó en principio de cuentas a no contaminar el tema del 2018 con la agenda laboral.

“Nos queda claro que hoy candidatos de todos los colores van a buscar a los maestros, a los trabajadores, para que enarbolen sus banderas”.

Fue entonces que recordó el derecho que tienen a participar en todo proceso electoral pero llamó al sector educativo a privilegiar las propuestas de los candidatos.

“Vamos a participar y a empujar la agenda de los intereses de los trabajadores en la agenda de los candidatos”, asimismo agregó que hay puntos importantes a revisar como son la necesidad de un mayor presupuesto que además esté etiquetado para que los recursos destinados a la educación no sean dirigidos a otras áreas.

Compartir