Tensión entre magisterio y gobierno de michoacán no concluye a cuatro días de bloqueos y detenciones

Los acontecimientos de las últimas 45 horas en cuanto al magisterio disidente y el gobierno de han despertado múltiples posturas y opiniones.

Se habla de exceso en el uso de la fuerza pública para impedir los más de 13 bloqueos que desde el lunes anterior iniciaron los afiliados a la sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pero también se ha dicho que han causado distintas afectaciones que no deben permitirse.

En medio de ello, el magisterio hace saber las múltiples demandas que lo llevaron a la movilización en tanto que el gobierno estatal asegura que no hay razón de las mismas porque se ha cumplido con una parte importante de los rezagos que parecen no concluir.

Redactor M.X. hizo un sondeo con diferentes actores relacionados con la educación y el la cultura con el objetivo de dar a conocer diversas perspectivas que lleven a los lectores a seguir formando su criterio de lo que sucede en Michoacán.

“Considero que el gobierno estatal debe optar por el diálogo, debe generar todas las condiciones para que el descontento social sea resuelto en las mesas de diálogo y no en las calles”, comenzó diciendo la diputada Brenda Fabiola Fraga Gutiérrez del Partido del Trabajo (PT).

A continuación, afirmó que desde su institución política se ha instado al mandatario Silvano Aureoles Conejo y a todas las instancias de gobierno para que atiendan y escuchen a los maestros.

“Si el gobierno del estado no tiene la capacidad para generar lo anteriormente dicho, que pida ayuda a al gobierno federal y a las instituciones descentralizadas. Vale más reconocer la incapacidad que continuar generando encono entre las partes”, concluyó.

Por su lado, la bailarina, actriz y docente Adriana Delgado, hace ver que a unos meses de las elecciones “todo acto de desacuerdo o exigencia, tendrá el riesgo de entrar en el juego de política sucia para desacreditar al oponente”.

En cuanto a la polémica sobre los métodos de protesta y presión ejercidos por la CNTE Michoacán, asegura que considerarlos adecuados o no, se trata de una cuestión de puntos de vista.

Sin embargo, pone de relieve que son otros sectores e instancias quienes también se pronuncian en demanda de atrasos salariales por lo que parecerían justificarse así, dice, las acciones gremiales.

“Una ya no sabe a quién creer en toda esta red de información, pero cuando se tienen amistades que te dicen que, en verdad no les han pagado nada, una puede empezar a sospechar que no es agradable andar en marchas y hacer acciones de alto riesgos, si no hubiera una razón de fondo”.

Lamentando los círculos viciosos en que parecen moverse varios de los acontecimientos políticos y sociales, Jesús Baldovinos, escritor, maestro y promotor cultural de Lázaro Cárdenas, expuso que al gobierno le falta voluntad y respeto no solo a los trabajadores de la educación sino a la propia investidura al faltar a su responsabilidad.

“Tal pareciera que desean “tronar” no solo a los maestros sino a la educación pública en general, con una inclinación a futuro inmediato de privatizarla”.

Con ironía, agrega que en la escuela enseñaron que dos más dos son cuatro, por lo que “si trabajo, me pagas. Acá no salen las cuentas. Trabajas pero no te quiero pagar. Y si protestas, con toda libertad y los medios, después de solicitar ese pago ya ganado, la respuesta es la agresión directa, escudándose en una denuncia que hace una empresa extranjera”.

Para concluir, Raúl Martínez Rojas, activista por los derechos sexuales desde la organización Michoacán es Diversidad, piensa que la exigencia justa y legítima del pago adeudado al magisterio, está llevándose a la radicalidad.

“Es urgente que se resuelva la situación de adeudos; es un problema que debe ser atendido con respeto y seriedad; las declaraciones desafortunadas no ayudan en nada”.

Entre las acciones que urgen, Martínez Rojas recalcó la necesaria transparencia en el uso de los recursos del gobierno, enfatizando los que podrían haberse desviado o ser mal utilizados, ello “a fin de que existan sanciones a los responsables, al mismo tiempo es necesario una revisión al sistema educativo, saber en que se gastan y cómo se administran los recursos”.

Compartir