Verónica, de 14 años, soñaba con viajar; un pretendiente la mató

21 de febrero a las 12:20 4,752

Zihuateutla.— Rodeados por las montañas, la diminuta comunidad de Nanacatepec, en este municipio, dio el último adiós a Verónica, la adolescente de 14 años que soñaba con conocer el mundo y acabó asesinada en el interior de su casa.

Los habitantes recuerdan que la menor todos los días caminaba hora y media para acudir a clases, pero ayer fue un día triste para el pueblo porque le tuvieron que decir adiós.

La adolescente, quien hoy es recordada como destacada en la escuela, fue víctima —según las primeras indagatorias— de un joven de 18 años de la misma comunidad, quien presuntamente la pretendía para que fuera su novia. El cuerpo de Verónica fue descubierto por su hermano de 10 años, quien dio aviso de los hechos a sus familiares.

La tarde de ayer, Verónica fue sepultada en el panteón de Cerro Azul —una comunidad cercana al pueblo que la vio nacer—. Al entierro acudieron cerca de 200 personas para consolar a los padres.

En completo silencio, tres coronas y dos arreglos junto con flores blancas acompañaron los restos de la menor que, según sus familiares, había rechazado tener una fiesta para sus XV años, y a cambio había pedido que le dieran el dinero para realizar su sueño de conocer el mundo.

Horas antes del sepelio, la Fiscalía General del Estado (FGE) anunció el esclarecimiento del feminicidio de Verónica.

Trabajo pericial

Previamente, personal de la fiscalía poblana realizó el levantamiento del cuerpo de la menor, quien presentaba lesiones de arma blanca en el cuello.

La Agencia Estatal de Investigación y el Instituto de Ciencias Forenses efectuaron las diligencias correspondientes con las que pudieron determinar que el probable responsable era el joven de 18 años, identificado como Efraín “N”, quien pretendía tener una relación con la víctima, a pesar de que ella lo rechazaba.

De acuerdo con las autoridades, el hombre fue detenido y se encuentra a la espera de que la fiscalía formule la imputación por los hechos.

En tanto, en la capital poblana medio centenar de personas marcharon por el centro en protesta por los feminicidios registrados en las últimas semanas.

Bajo el nombre de “La marcha por todas”, el contingente avanzó desde el Paseo Bravo hasta el Zócalo, donde colocaron un altar en honor a las víctimas de violencia.

“Las niñas no se tocan / no se violan / no se matan, los niños no se venden / no se queman / no se dañan”, gritaron los manifestantes durante su recorrido.

fuente: El Universal